¿Quieres ser padre/madre o educador Coach? - Escuela Coaching Transpersonal
18589
post-template-default,single,single-post,postid-18589,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.6.8,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode_disabled_responsive_button_padding_change,columns-3,qode-theme-ver-25.3,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

¿Quieres ser padre/madre o educador Coach?

*** (Utilizaremos padre – coach en la versión general para referirnos a padres y madres coach). 

Cuando hablamos de Padre-Coach, hablamos del padre/madre que enseña a sus hijos a pensar por sí mismo, a encontrar sus propias respuestas, a ser flexibles, tener una mente abierta, a recibir preguntas y contestarlas, a plantear dudas a sus hijos, etc.  


Hablamos del padre que le enseña a su hijo a descubrir las normas del juego de la vida, que están jugando, viviendo en ese momento, y no nuestras propias normas muchas veces obsoletas. Cuando hablamos de Coaching o de Padre-Coach, aquí no nos estamos refiriendo al “entrenador/a” tal como su nombre indica, ni al terapeuta o coach, que acompaña a su cliente a alcanzar sus objetivos.

Todo esto les ayudará a tener una mayor adaptabilidad a los cambios, a tener una mayor resistencia a la frustración, les ayudará a ser más creativo, a plantearse las cosas, a no aceptar las cosas porque les digan que son así “y punto”.

Esto no quiere decir que ellos hagan lo que quieran, o que no atienda a las “normas” de la casa, o que no haya una educación en valores. No quiere decir nada de eso. De hecho hay técnicas también que pueden ayudar a los padres a que los hijos cooperen más en casa y a ayudar a los padres a educar en valores, que luego veremos.

Lo que queremos resaltar es que el padre-coach es el que anima a su hijo a que le cuente qué le ha sucedido, qué es lo que le preocupa, lo que está sintiendo y lo que representa para él. Y además le escucha activamente con todos sus sentidos.

Está claro, que el mayor ejemplo para un hijo es el padre o madre. Como ya hemos dicho muchas veces, antes tiene que haber un trabajo del padre-coach, de conocerse a sí mismo, de saber cuáles son sus propias sombras, de cómo se comunica, de cómo interpreta, de qué emoción le produce aquello que le sucede o que le cuentan, y como la gestiona. Si tu hijo ve eso, el aprenderá también de tu ejemplo, y será mucho más fácil la comunicación entre padre e hijo.

Educamos desde el SER para SER

 

Si quieres solicitar información de nuestros cursos:

  • Especialista en Coaching Transpersonal
  • Especialista en Coaching de Parejas y Relaciones Conscientes
  • Especialista en Coaching Educativo e Inteligencia Emocional

 

No dudes en llamarnos o escribirnos un mail a:

Mail: info@escuelacoachingtranspersonal.com

Teléfono: +34 681 14 38 80